lunes, 8 de enero de 2018

Tarta fría de queso con arándanos y chía (sin gluten/sin lactosa)

El cheesecake es uno de los postres que más me gusta y en este caso he querido hacerle algunos cambios. Espero que esta tarta fría de queso con arándanos y chía os guste tanto como a nosotros porque en casa fue un visto y no visto, a los pequeños les encantó :-)


Ingredientes para una tarta de 2 raciones:

50 gr de galletas 
20 gr de mantequilla sin lactosa
175 ml de nata líquida sin lactosa 
175 gr queso crema sin lactosa
20 gr de azúcar glas
1 sobre de cuajada Royal en polvo

1 puñado de arándanos
2 cucharadas soperas de chía 
1 vaso de agua



Desmenuzamos las galletas y añadimos la mantequilla derretida hasta conseguir una mezcla pastosa que colocamos en un molde. Apretamos con los dedos o con la base de un vaso la masa para que quede bien prensada y  dejamos enfriar 10 minutos en el congelador.

Por otro lado, ponemos a hervir a fuego medio la nata, el queso y el azúcar. Una vez derretido todo, añadir el sobre de cuajada, la chía hidratada escurrida y los arándanos, que previamente hemos triturado. Hay que mezclarlo todo muy bien para que se integren todos los ingredientes.


Vertemos la crema resultante sobre la base de galletas y dejamos enfriar. Una vez fría podemos meter la tarta en el frigorífico unas 6 horas o 3 en el congelador, hasta que cuaje perfectamente.


Si os gusta podéis decorarla con mermelada de arándanos o directamente poniendo la fruta fresca y ya está lista nuestra tarta para degustar.