jueves, 6 de abril de 2017

Tiramisú (sin gluten/sin lactosa)

La semana pasada me puse a trastear en la cocina e hice un tiramisú sin gluten y sin lactosa que quedó riquísmo a pesar de no salir tan bonito como me hubiese gustado. Yo no tolero bien la grasa del mascarpone y normalmente tengo que mezclarlo con leche desnatada para que quede más ligero pero tranquilas que, si seguís la receta, os quedará estupendo.

Ingredientes para 4 personas:

4 huevos (nos quedaremos con 4 yemas y 2 claras)
100 gr. de azúcar
400 gr. de queso mascarpone
200 gr. de bizcochos Savoiardi de Schar
175 ml. café
Chocolate negro
Cacao en polvo para espolvorear

Un chorrito de licor (whisky, brandy, cointreau ... ) 

El tiramisú es un postre que tiene una elaboración fácil y rápida en la que no necesitáis usar el horno, por lo que podéis hacerla con niños. 



Prepararemos una cafetera con unos 250 ml del café (es aproximadamente un vaso) que dejaremos enfriar y reservaremos hasta su uso. Yo al café no le pongo azúcar y le añado un chorrito de licor (whisky, brandy, cointreau ... ) 

Separamos las claras de las yemas y en un bol montaremos las claras a punto de nieve. En otro bol batiremos las yemas con el azúcar hasta que la mezcla quede cremosa y en ese momento incorporamos el queso mascarpone poco a poco.

Cuando el queso está totalmente mezclado con los ingredientes anteriores se añaden las claras a punto de nieve.

Vamos colocando los bizcochos en el café con el licor hasta que hayan absorbido la mezcla (si no queréis que quede muy blando con ponerlos vuelta y vuelta será suficiente). A mi me gusta con sabor a café y que estén blanditos así que los dejo un ratito en el café hasta que cambian de color). En un molde cuadrado o rectangular remos montando las capas con el bizcocho.
Cubriremos la capa de bizcochos con la crema que hemos hecho con el queso mascarpone y después espolvoreamos con chocolate negro rallado.
Repetimos este proceso hasta llenar el molde. Tened en cuenta si os gusta más un tiramisú alto y más pequeño o uno más bajito (en mi caso use la típica fuente de pirex de horno para que quedase con poca altura ya que al poner los bizcochos más blanditos es más fácil de manipular).

Una vez terminadas las capas, terminamos espolvoreando con el cacao en polvo por toda la superficie e introducimos el tiramisú en la nevera para que con el frío la grasa del queso mascarpone se solidifique y quede con esta textura compactada. Debe estar por lo menos tres horas en la nevera para que quede bien.