lunes, 20 de marzo de 2017

Pudding de Manzana (sin gluten/sin lactosa)

Feliz lunes CeliaKitos. ¿Sabéis la cara que se queda cuando ves un flan fantástico pero resulta que no es un flan sino un pudding de manzana y tu plato termina vacío en la mesa? Seguro que aquellos que tenéis intolerancias habéis vivido esta situación muchas veces, por eso yo probé a hacer mi versión sin gluten y sin lactosa de este "Pudding de manzana" y me salió de rechupete. De hecho lo preparé para una merienda de glutanitos y ni se dieron cuenta.


Ingredientes para 8 personas:

6 huevos
Pan sin gluten (yo suelo usar la baguette de Beiker o el pan de molde clásico de Schär)
6 manzanas
1 vaso de leche sin lactosa
6 cucharadas soperas de azúcar (también podéis usar fructosa o cualquier edulcorante para que no tenga tantas calorías).

Ingredientes para hacer el caramelo:

3 cucharadas soperas de azúcar
3 cucharadas soperas de agua
1/2 limón


Lo primero es pelar las manzanas y costarlas en rodajas. Después, hacemos el caramelo que irá en la base del pudding. Yo uso el mismo molde metálico ya que es una sartén vieja sin mango, lo pongo en el fuego y añado el azúcar, el agua y el zumo de medio limón hasta que vaya reduciendo y se quede con la textura cremosa típica del caramelo líquido.

Por otra parte, preparamos el pan. Si usáis la baguette de Beiker, hay que cortar rebanadas de un grosor no superior a un dedo y si usáis el pan de molde Clásico de Schär, dividimos cada rebanada en 2 trozos.

Una vez tenemos el pan y las manzanas listos, vamos poniendo en el molde una capa de manzana y otra de pan hasta llenar el molde. En un bowl mezclamos los huevos, la leche y el azúcar y después añadimos la mezcla al molde donde hemos ya habíamos puesto los demás ingredientes. Esperamos a que se reparta bien por todos los recovecos.

Previamente habíamos puesto a precalentar el horno a 200º, que bajamos a 180º al meter el molde en el horno. Lo ponemos a media altura y esperamos unos 45 min. Para confirmar si el pudding está en su punto podemos separar con un cuchillo el pudding del molde y si no hay líquido es que lo tenemos listo ;-)

Sólo tenemos que esperar a que esté frío y desmoldar. Una vez lo probéis, si es que sobra algo, hay que guardarlo en la nevera.