martes, 21 de marzo de 2017

Los colores de las frutas y verduras

Hace una semana publiqué el post “La Naturaleza nos Habla”, en el que os enseñaba curiosas semejanzas entre partes del cuerpo humano y algunas frutas, verduras y hortalizas. Hoy os quiero enseñar cómo el color de las verduras y frutas está directamente relacionado con los elementos que éstas contienen. Así, al escoger qué pondremos en nuestro plato, tendremos también en cuenta no sólo su escala cromática sino también qué contienen. ¡Cuanto más color, mejor!

La cantidad recomendable para el grueso de la población es de 5 raciones al día entre todos los vegetales (2 de verduras y 3 de frutas), si eres muy activo deberás ampliar este número hasta 9 raciones. Y si te cuesta incorporar tantas raciones en tu dieta recuerda que se pueden tomar en zumo o batidos, sopas o caldos. pueden tomarse como postres, almuerzos y meriendas, y que se puede tomar una ensalada en cada comida, aunque sea como guarnición.
Color verde
El color verde se debe a la presencia de la clorofila y en algunos casos a los glucosinolatos. Este último componente se ha relacionado con la reducción de la prevalencia de algunos tipos de cáncer. Además, estos alimentos aportan pocas calorías y son una buena fuente de vitaminas, minerales y fibra.
Las hojas verdes tienen un alto contenido de hierro, ácido fólico y vitamina C, nutrientes que fortalecen nuestro sistema inmune. Las frutas y verduras con un color verde claro combinado con amarillo, tienen carotenoides. Estos componentes son antioxidantes y ayudan a prevenir problemas oftalmológicos.
Color amarillo y anaranjado
Los fitoquímicos son los responsables del color naranja junto con los carotenoides. Estos componentes son precursores de la vitamina A, y esta vitamina a su vez, participa en la síntesis hormonal, en la diferenciación y crecimiento celular, y en la respuesta inmune. En concreto, ayudan a mantener bien la vista, fortalecen el sistema inmune y evitan las lesiones en la piel. Los alimentos de color naranja claro tienen también flavonoides, un componente con propiedades antivíricas, antiinflamatorias, antihistamínicas y antioxidantes.

Color rojo
Los alimentos de color rojo contienen licopeno, tanto los de color rojo suave como los de color rojo intenso y los rojos oscuros pasando a morado. Este componente tiene una fuerte capacidad antioxidante y algunos estudios demuestran que protege contra el cáncer de próstata, las enfermedades cardiovasculares y las quemaduras por la exposición a la luz ultravioleta.

Color blanco
Estas frutas y verduras son ricas en fotoquímicos y en potasio. Las propiedades de estos componentes son muy beneficiosas para el sistema circulatorio. Previenen las enfermedades cardiovasculares, regulan la presión sanguínea, reducen el colesterol y además previenen la diabetes.

Color morado
Las frutas y vegetales de color azulado, índigo y morado contienen vitamina C, compuestos fenólicos y antocianinas, estos últimos son pigmentos que se clasifica dentro de los flavonoides, con propiedades antioxidantes, que ayudan a luchar contra los radicales libres, mantienen la salud de tracto urinario y reducen el riesgo de padecer enfermedades del corazón, cáncer, degeneración macular y problemas de memoriaLos antioxidantes y fitoquímicos de las frutas y verduras de este color combaten el envejecimiento, disminuyen el riesgo de cáncer y preservan la memoria.