martes, 14 de marzo de 2017

La naturaleza nos habla

En varias ocasiones os he trasladado mi idea de que somos lo que comemos y en este post vais a poder encontrar curiosas semejanzas entre partes del cuerpo humano y algunas frutas, verduras y hortalizas. Como podréis ver, todo está muy relacionado ya que "La naturaleza nos habla".


La Zanahoria se parece a los ojos. La pupila, el iris y las líneas de alrededor se ven con la misma disposición. Alimentarnos con zanahorias fortalecen la visión.

Los tallos del Apio, se presentan como el radio y el cúbito humano y son una fuente de calcio indispensable para nuestros huesos.

Las Nueces se  asemejan al cerebro y son la mejor fuente de Omega 3, Omega 6 y Omega 9, tan necesarios para el buen funcionamiento del mismo.

Los Higos se parecen a los órganos sexuales, tanto masculinos, como femeninos,  y ayudan a la fertilidad. Contienen Vitamina B6, la cual es la responsable de la serotonina, la hormona de la felicidad.

Los Cítricos en general, se parecen a las glándulas mamarias. Ayudan para una buena lactancia y fijan el calcio.

La estructura de la Guanábana Cimarrona o Nonise asemeja a las células y su consumo ayuda en la curación del cáncer.

Las Fresas, en su corte transversal, se asemejan a los dientes. No sólo los blanquean sino que mantienen una dentadura y encías fuertes y sanas.

La Papaya tiene el poder de limpiar el colon, y se puede observar la semejanza en un corte transversal de la fruta.

Observando la banana o el plátano se adivina su ergonomía similar a mano humana. Rica en potasio, ayuda a las articulaciones, evitando que se solidifiquen y degeneren.