lunes, 6 de marzo de 2017

Judiones con delicias de cerdo (sin gluten)

Feliz lunes CeliaKitos. Como llevamos unos días de frío apetece comer platos de cuchara y es por eso que quiero enseñaros la receta de judiones con delicias de cerdo. Esta legumbre combina muy bien con la carne de cerdo y la receta pertenece a los platos de la cocina tradicional.


Ingredientes para 6 personas:

8 puñados de judiones
Costillas adobadas (yo compro un paquete pequeño de las que venden en Mercadona)
Cabeza y media de cochinillo (ya os enseñé la receta del "Cochinillo asado", yo congelo la cabeza que no se la come nadie para usarla en guisos de este tipo)
1 hoja de laurel
1 cebolla
1 cabeza de ajo
Sal 
Aceite de oliva virgen extra.

El día anterior dejamos las judías en remojo. Tiramos ese agua, llenamos una olla de agua y colocamos dentro las costillas de cerdo y las cabezas bien limpias. Dejamos cocer a fuego medio hasta que se empiecen a poner blandas. Se les añaden un chorrito de aceite de oliva virgen, el ajo, el laurel y la cebolla. Hay que dejar cocer unos 35 minutos. Pasado este tiempo pondremos las judías junto  al resto de ingredientes en la olla y dejaremos cocer otros 35 minutos. 

Iremos probando para ver el punto de sal, como las costillas son adobadas yo sólo añado sal si fuese necesario cuando ya lleven tiempo cociendo. Cada judía tiene un tiempo de cocción (yo suelo tenerlo todo cociendo algo más de una hora).

Pasado este tiempo, saco la cabeza de ajo y la cebolla y lo trituro, añadiendo la crema al guiso para que espese. Para servir separo las costillas en porciones individuales y limpio la cabeza del cochinillo, troceando la carne para que en el plato no se aprecie la parte que estamos comiendo, ya que muchas veces comemos con los ojos ;-)


La cabeza de cochinillo, como la oreja, el morro o las manitas poseen un sabor y textura muy característicos. Son una excelente fuente de proteínas, como el colágeno y la gelatina, éstas son las que permiten que una vez se enfría el guiso, éste adquiera una consistencia viscosa.

TruKo: Si puedes dejar este plato de un día para otro verás como estará más sabroso.