jueves, 9 de febrero de 2017

Tartín de manzana (sin gluten/sin lactosa)

Lo prometido es deuda. Aquí tenéis la receta del "Tartín de Manzana". Se hace en 15 min., es un postre con pocas calorías que comerán peques y los que no lo son tanto. A mi me gusta compartir momentos en la cocina con mis sobrinas y los postres son una alternativa divertida. Debido a la sencillez en su elaboración, preparar el tartín es una actividad perfecta para hacer con niños, ya que disfruta haciéndolo y luego al comerlo.


Ingredientes para 4 personas:

Masa de hojaldre (las que venden refrigeradas son redondas)
3 manzanas (yo uso de la variedad golden porque me gustan más)
1 huevo
1 cucharada sopera de azúcar moreno
Canela
5 gr. de mantequilla (opcional- yo no suelo usarla)
Mermelada de melocotón light (cuando lleguemos a esta parte del proceso os explicaré otra alternativa)

Abrimos la masa de hojaldre y la colocamos sobre la bandeja del horno (ya trae el papel vegetal para hornear). Pinchamos con un tenedor toda la masa excepto las zonas de los bordes, que son las que queremos que suban. 

Pelamos las manzanas, partimos en cuartos y cortamos en rodajas que vamos colocando como veis en la foto (no tiramos la piel y corazones de las manzanas). Una vez tenemos toda la manzana colocada vamos precalentando el horno a 200 grados. 


Aquí es cuando podemos añadir los 5 gr. de mantequilla en trocitos muy pequeños repartidos por toda la superficie (como os he comentado antes, yo hago la receta sin mantequilla para evitar grasas). Espolvoreamos con azúcar moreno y con una brocha repartimos el huevo batido por los bordes del tartín. 


Bajamos a 180 grados el horno y colocamos la bandeja a media altura. Mantenemos dentro unos 15 min. Dependerá de la posición en la que lo pongáis y el tipo de horno (yo suelo poner calor arriba y abajo con ventilador). 

*TruKo: para que la masa quede crujiente por abajo, yo suelo darle un toque de calor de un par de minutos colocando directamente el papel en la base del horno, ya que mi resistencia está oculta.


Cuando esté hecha la sacamos del horno y espolvoreamos con canela. En este momento es cuando podéis dar brillo al tartín de 2 formas. Yo uso mermelada light de melocotón pero se puede hacer una cobertura de azúcar. Esta se hace con un vaso pequeño de agua, medio de azúcar y las pieles y corazones de las manzanas. Se cuece la mezcla hasta que reduzca y esté densa. Luego se extiende con la brocha por la superficie de la tarta y listo.

Podéis disfrutar del "Tartín de Manzana" templado o frío, de las 2 formas está para chuparse los dedos.