lunes, 27 de febrero de 2017

Risotto de Setas y Pollo (sin gluten/sin lactosa)

El risotto es la receta italiana de arroz más conocida en el mundo y tiene su origen en la zona noroeste de la península. Yo creo que casi todos los países tienen una receta destacada cuyo ingrediente principal es el arroz y eso me hace muy feliz ;-). Lo especial del risotto es su cremosidad, que se consigue con el almidón del arroz, e interior al dente. Las variedades de arroz más comunes para elaborar el risotto son carnaroli y arborio.



Ingredientes para 4 personas:

2 tazas de arroz (yo uso la variedad arborio que ahora podéis encontrar en Mercadona)
1 bolsa de setas congeladas (las tenéis en Carrefour y Mercadona)
1 cuña de queso Grana Padano o Parmesano (los quesos curados artesanalmente o los fermentados no contienen lactosa) también se puede usar queso en polvo
1/4 de pimiento rojo y verde (si no tenéis en Mercadona lo hay congelado ya troceado)
Estragón (también se puede usar orégano)
Pimienta
Sal
1 bandeja de champiñón Portobello
2 dientes de ajo
2 cebollas
1 pechuga de pollo entera
Aceite de oliva virgen
1 vaso de vino blanco
1 brick de caldo de pollo


Lo primero es poner 2 ó 3 cucharadas de aceite en la cazuela donde vayamos a hacer el risotto (yo uso una de perfil bajo y 32 cm. de diámetro para que resulte más fácil mover los ingredientes). Incorporamos los ajos, la cebolla y los pimientos para que se vayan pochando.

En una sartén ponemos un par de cucharadas de aceite para saltear la pechuga de pollo que hemos cortado en taquitos y que está salpimentada. No debe hacerse en exceso porque sino quedará muy seco. Por otra parte, ponemos el caldo de pollo a calentar y en otra sartén salteamos las setas que también hemos salpimentado. Si no queréis ensuciar tanto, podéis hacerlo todo en la cazuela grande pero para mi gusto el pollo queda más seco y los sabores no son tan marcados (si lo queréis hacer así debéis incorporar los ingredientes en el momento que os indicaré luego).


1._ Proceso para hacer todo en la misma cazuela: Cuando la verdura esté blandita, se incorporan y saltean los demás ingredientes que se vayan a usar en el risotto. Cuando la carne esté sellada añadimos el arroz, sal, pimienta, estragón y poco a poco incorporo el vaso de vino y el caldo de pollo sin parar de dar vueltas.

2._ Proceso para hacer cada ingrediente por separado: Después de que la verdura esté pochada añado el arroz, sal, pimienta, estragón y poco a poco incorporo el vaso de vino y el caldo de pollo sin parar de dar vueltas al arroz*.


Hay que ir hidratando el arroz poco a poco, por eso hasta que no se haya absorbido un cazo de caldo no se debe incorporar el siguiente. Tras 20 minutos, comprobamos el punto de sal y añadimos los tacos de pollo y las setas y seguimos removiendo (en el caso de que hagamos cada ingrediente por separado)*La clave de un buen risotto es tener paciencia y remover para conseguir que quede cremoso y al dente en su interior.


Transcurridos otros 5 min aproximadamente ponemos 3 cucharadas soperas de queso rallado Grana Padano o Parmesano (también puede hacerse con queso en polvo pero no sale tan rico), removemos y ya está listo para servir. Lo podemos decorar con un poco de queso por encima y luego poner un cuenco con más queso para que cada uno lo añada al gusto.

*TruKo: si os sobra algo de risotto no os preocupéis,  mañana también estará rico. Si al calentarlo añadís un poco de caldo de pollo y lo movéis,  conseguís que desaparezca esa textura apelmazada típica del arroz del día anterior.

Si os gusta el arroz también podéis probar el "Arroz meloso con verduras""Arroz blanco y negro" o conocer las propiedades del arroz.