miércoles, 15 de febrero de 2017

La etapa de negación

Unos meses complicados los primeros en los que empiezas a eliminar el gluten de tu dieta. Yo nunca había sido de comer muchos dulces ni bollos pero parece que el hecho de que te digan que no puedes comer algo, acentúa y potencia tu necesidad de ponerte las botas con la repostería.

A día de hoy han cambiado mucho las cosas y es más sencillo encontrar variedad de productos sin gluten en los supermercados. Hace 4 años, que fue cuando me diagnosticaron la celiaquía, la situación era algo distinta. ¿Qué fue lo que me hizo saltarme las directrices del médico? El tener uno de esos momentos que yo llamo de "yuyu azucarero" y ver que ni en el chino de debajo de casa ni en el super del pueblo hay algo que te quite la ansiedad. 

Para mi, el tener que coger el coche para comprarme un bollo era de locos. Hacerme varios kilómetros para algo tan insignificante, y que no sea de fuerza mayor, me cabreaba bastante y me ponía más nerviosa. ¿Y qué hacía? pues comprar palmeras, galletas, muffins ...  como si no fuesen a volver a sacarlos al mercado y almacenar. ¿Qué pasaba teniendo tanto dulce en casa? que me lo comía con el yuyu azucarero y sin él. 

Como yo no solía comprar dulces me enfadaba conmigo misma y decidí dejar de hacerlo, pero no quieres renunciar a lo que te apetece, no quieres coger el coche estando en pijama en casa para salir a comprar, no quieres abrir la despensa y ver que el cuerpo te pide algo que no tienes ... Entonces haces lo que no debes y te comes un donut.  El gustazo que experimentas durante 3 min. (si llegan) está completamente desproporcionado con las semanas de dolores y visitas al baño que te esperan.

Entonces reflexioné y me di cuenta de que no era un problema vinculado al gluten sino al azúcar.  Ya había pasado por esto antes. Cuanto más azúcar consumimos más necesidad tiene nuestro cuerpo de ingerirlo. Es una de las grandes adicciones de la sociedad moderna. Yo llevaba años sin comer bollería industrial y la casera la preparaba con fructosa, miel o stevia en la mayoría de los casos. Así que volví a pasar por lo que algunos médicos llamarían periodo de desintoxicación del azúcar e intenté controlar esos atracones a dulces, sustituyéndolos por algo más sano como un yogur desnatado con miel o fruta.