viernes, 10 de febrero de 2017

Fruta: la manzana

La manzana es una fruta de la que se estima existen entre 5.000 y 20.000 variedades. Estas variedades se distribuyen preferentemente en zonas de climas templado-fríos, pues es una de las especies frutales que requiere mayor cantidad de horas de frío (temperaturas inferiores a 7 °C).

Muchos son los beneficios y las propiedades de las manzanas, dado que además de estimular tanto el hígado como los riñones, son capaces de limpiar el organismo de toxinas.


Las manzanas contienen pectinas, que actúan como una fibra soluble.  La fibra también ayuda a mejorar la saciedad y la disolución del colesterol.

A pesar de que tienen muchos carbohidratos y azúcar, el índice glucémico es bajo. A menudo la fruta tiene un índice glucémico bajo debido a su alto contenido en fibra y polifenoles, que ayudan a ralentizar la digestión de los carbohidratos. El índice glucémico es una medida que nos indica cómo los alimentos que comemos influyen en los niveles de azúcar en sangre. Cuando un alimento tiene niveles bajo de índice glucémico se asocia a mayores beneficios para la salud.

De todos es sabido que la manzana es la fruta que nos suelen aconsejar para combatir el estreñimiento y la diarrea, ya que mejora la función del sistema digestivo.

Entre los datos nutricionales más destacamos hay que indicar que el 85% de su composición es agua, y la mayor parte de sus azúcares derivan de la fructosa, aunque en menor cantidad tiene glucosa y sacarosa. Su contenido calórico es bajo, dado que 100 gr. de manzana aportan solo unas 50 calorías.

Información nutricional de 100 gramos de manzana sin pelar
Calorías
50 kcal
Proteínas
0,2 g
Hidratos de carbono
10,9 g
Grasas totales
0,6 g
Fibra
3 g
Vitaminas
Minerales
Vitamina B3
0,3 mg
Potasio
144 mg
Vitamina B6
0,05 mg
Calcio
7 mg
Vitamina C
12 mg
Fósforo
10 mg