lunes, 30 de enero de 2017

Pollo asado con patatas y cebollitas (sin gluten/sin lactosa)

Cocinar para mi es un placer y una satisfacción. Me gusta dedicar tiempo y cariño a preparar la comida que compartiré con amigos y familiares, aunque en muchas ocasiones pasamos más tiempo en la cocina que charlando con los que queremos. Así que hoy quiero plantearos una receta muy sencilla de pollo asado para aquellos días en los que organizamos una comida en casa y queremos disfrutar de la compañía de las personas con las que la vamos a compartir. ¿Qué hace diferente a este pollo asado? Una guarnición con un toque especial.

Ingredientes para 4 personas:

Un pollo entero de unos 2 kg.
4 patatas medianas
1 bolsa de cebollitas baby
1 limón grande
Sal
Aceite virgen 
Pimienta
Orégano
Vinagre
Papel de aluminio



Comenzamos preparando el pollo. Salpimentamos al gusto y para que se adhiera bien la mezcla, ponemos un poco de aceite y lo repartimos por el pollo como si le estuviésemos dando un masaje. Introducimos el limón, al que hemos pinchado para que vaya soltando el jugo durante la cocción, y atamos las patas del pollo para que no se salga. Mi horno tiene una función, que en casa llamamos girapollos, que permite que se haga por igual y que además vaya soltando la grasa y ésta se quede en la bandeja. ¿por qué os digo ésto? Pues porque como ya os comenté, yo intento comer sano y evito consumir grasas que no son buenas para el organismo.

Para la guarnición limpiamos las cebollitas y las ponemos a hervir con agua y sal unos 15 min. Luego las introducimos en el horno en una cajita hecha con papel de aluminio. Yo las vuelvo a sazonar y añado un poquito de agua. Las iremos moviendo y pinchando hasta que estén blanditas.

* TruKo: Uso papel de aluminio porque así evito que las cebollitas y las patatas absorban la grasa que va soltando el pollo. Además, de esta manera se mantienen los sabores de cada uno de los ingredientes.

Lavamos las patatas (yo uso de las nuevas ya que vienen previamente lavadas), envolvemos en papel de aluminio y al horno. Dependerá del tamaño de la patata lo que tarden en estar listas, pero en unos 30 min. pueden estar asadas (pincharlas con un cuchillo para confirmar que están listas). Los tiempos de cocción de pollo, cebollitas y patatas no son los mismos, por eso no metemos al horno todos los ingredientes a la vez sino que lo hacemos en el orden indicado. El pollo tardará en estar en su punto 1 hora y media aproximadamente, las cebollitas las podemos incorporar a los 30 min. más o menos y las patatas cuando la piel del pollo empiece a coger un tono dorado.



Cuando las cebollitas y las patatas estén hechas sacamos del horno. Ponemos un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente incorporamos las cebollitas con el jugo que han soltado y salteamos y retiramos.

Preparamos una mezcla de aceite, vinagre blanco, sal y orégano y la batimos bien. Partimos las patatas por la mitad y las untamos con la mezcla. Las doramos en la sartén. Esta tiene que estar  muy caliente para que se sellen bien. Ya tenemos lista la guarnición. 


Sólo nos queda sacar el pollo del horno, extraer el jugo al limón y mezclarlo con aceite de oliva virgen (esta sería la versión más light pero también podéis hacer la salsa con el jugo que el pollo ha ido soltando)  y listo para emplatar. Yo os enseño la opción de presentar en una fuente y trocear en la mesa y la de servir directamente en platos. Creo que en ambos casos este pollo asado queda con una presentación estupenda.