viernes, 27 de enero de 2017

Lentejas con chorizo (sin gluten/sin lactosa)

Con el frío que está haciendo estos días, lo que me apetece para comer son platos de cuchara, así que hoy he preparado unas lentejas con chorizo. Aunque parezca increíble, ya que las lentejas no contienen gluten, en la mayoría de los restaurantes no debemos comerlas ya que pueden contener trazas o las espesan con harinas, pero hoy os enseñaré cómo lo hago yo.

Ingredientes para 4 personas:

1/4 de un paquete de lentejas
2 zanahorias
1 patata mediana
1 cebolla mediana
1/2 cabeza de ajo
Laurel
Chorizo 
Sal
Aceite de oliva virgen
Cúrcuma


Lo primero es poner en agua las lentejas y dejarlas en remojo para que se hidraten y se limpien (al poder contener trazas y estar contaminadas por su almacenamiento junto al trigo, hay que revisarlas por si hubiese algún grano). Mientras, cortamos en rodajas las zanahorias y partimos la patata (hay que cortar y romper para que cuando comiencen a hacerse suelten la fécula que ayudará a espesar el guiso).

Limpiamos las lentejas y las ponemos en la cazuela con agua (tiramos ese agua cuando comience el primer hervor). Volvemos a cubrir con agua y añadimos los ajos tal cual, la cebolla sin piel, laurel, sal, cúrcuma, aceite de oliva virgen y el chorizo en 4 trozos (pinchamos la piel para que suelten bien el jugo).


Una vez esté todo en la cazuela dejamos cocer hasta que las lentejas estén hechas (en media hora a fuego medio deben están en su punto). Podemos rectificar el punto de sal en este momento (yo prefiero ir añadiendo que no pasarme, que lo primero se puede solucionar pero lo segundo es mucho más difícil).

Y aquí está mi truco para espesar e incorporar la cebolla y el ajo para que no se noten al comerlos. Ponemos en el vaso de la batidora los dientes de ajo (cuando están hecho, sólo con apretar un poco con un tenedor por la parte de la raíz salen enteros), la cebolla, un par de cucharadas de de lentejas, un poco de caldo y los trozos de patata. Lo batimos todo hasta que quede hecho un puré y lo añadimos al guiso (si no las queréis muy espesas podéis triturar sólo la mitad de la patata).


Ya tenemos listas nuestras lentejas. Si os sobran se pueden congelar en tupper de raciones una vez estén frías.