jueves, 26 de enero de 2017

Arroz blanco y negro (sin gluten/sin lactosa)

El arroz nunca se me había dado bien pero, en los últimos años y con algo de ayuda, se ha convertido en uno de mis platos favoritos, ya que se puede preparar de muchas maneras. 

A esta receta la he llamado "Arroz Blanco y Negro" ya que la base es un arroz blanco con algún toque  que lo hace diferente y una salsa de tomate negra.





Ingredientes para 5 personas:

Arroz: 

2 tazas de arroz (yo suelo usar del tipo bomba)
6 dientes de ajo
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
sal al gusto

La salsa:

2 cebollas grandes
3 dientes de ajo
4 tomates maduros
2 calamares medianos (también podéis usar anillas de calamar o pota según las ofertas de vuestra pescadería)
500 gr. de gambones (suelen ser congelados y estar bien de precio)
Estragón
Ñora molida
Pimentón de la Vera
6 sobres de tinta de calamar

Para elaborar la salsa:

Lo primero que hay que hacer es picar las cebollas y ponerlas a pochar en una sartén con aceite de oliva virgen (yo sólo uso aceite virgen y virgen extra ya que pongo muy poca cantidad). Después pelamos los 3 dientes de ajo y los hacemos trocitos pequeños que añadimos a la sartén.

Mientras la cebolla se va haciendo, limpiamos y troceamos los calamares (los reservamos en un plato) y repetimos la operación con los gambones (hay que quitarles la tripa: es sencillo, con un cuchillo la enganchamos por la parte de arriba y tiramos, ya veréis cómo sale fácilmente). En una cazuela pequeña vamos a rehogar las cabezas de los gambones, movemos y aplastamos para que saquen parte de su jugo y añadimos un poco de agua. Dejamos que cueza.  

Troceamos en tacos los 4 tomates maduros y los añadimos a la sartén en la que estaba pochando la cebolla con el ajo. Incorporamos el estragón (en principio yo os aconsejo media cucharada de café e ir añadiendo al gusto), una pizca de ñora molida y pimentón de la Vera. Dependerá del tipo de tomate el tiempo que se necesite para tener la salsa en su punto. 

Cuando el tomate comience a perder la forma añadimos los calamares, el caldo de la cocción de las cabezas y la tinta, y dejamos que vaya haciendo chup chup para que se ablande (yo suelo tapar la sartén para que vaya cociendo y no evapore mucho, que ya tendremos tiempo de reducir la salsa si nos quedó demasiado líquida). 

Una vez tengamos el calamar en su punto echamos los gambones y dejamos reducir la salsa hasta que tenga el espesor que nos guste.

Para elaborar el arroz:

Ponemos a cocer las 2 tazas de arroz con agua sin añadirle nada (yo no sigo la regla de que por cada taza de arroz hay que poner 2 de agua, simplemente echo agua y pongo a cocer). Cuando el arroz está en su punto, quito el exceso de agua con un colador y lavo con agua fría el arroz para cortar la cocción.

Preparamos una sartén con aceite de oliva virgen, picamos los 6 dientes de ajos en trocitos pequeños y los echamos a la sartén (cuidado con que el aceite esté muy caliente ya que no queremos que los ajos se quemen). Incorporamos el arroz y lo mezclamos con los ajos. En este momento es cuando le damos el punto de sal al arroz.

Y listo .... ya tenemos ese arroz blanco y negro con tan buena pinta de la foto.